Día 20: Marmoleado al agua (bueno... casi)

¡Muy buenas noches! Hoy seguimos con el reto de 31 días. ¡No puedo creerlo! Estoy en el último tercio y sigo publicando en tiempo y forma. Creo que es una especie de récord en mí. La verdad, no siento que las manis sean las más lucidas, pero este desafío de tenerlo todo a tiempo espero que me de las herramientas para poder volver a mantener una rutina en el/los blogs.

Para este día... hice trampa. Así, no lo voy a disfrazar ni nada. El marmoleado al agua es una técnica que produce resultados hermosos y súper originales. 



PERO... y acá va el gran tema con esta técnica... para mi gusto malgasta mucho esmalte y agua. No puedo con eso, cada vez que la hice fue un enchastre monumental, sumado a que me quedé con un quinto menos de producto. Amo terminar esmaltes, pero esto siento que es dilapidar. No quiero ofender a nadie, y probablemente si fuese mejor con la técnica, no pasaría. 


Sin embargo, el marmoleado es una consigna súper frecuente así que cuando vi que salió la placa del principio no dudé. Tenía que ser mía. Por los retos, y por ahorrarme mil quebraderos de cabeza futuros. Además, siento que da muchísimo más juego, por ejemplo, con este esmalte Rose gold, jamás la podría haber hecho con agua (por lo menos yo)


¿Qué piensan? En lo personal no puedo alejar de mi cabeza que es una trampa descarada, pero por otro, estoy muy contenta con los resultados. Llevé estas uñas un par de días en el trabajo y fueron muy admiradas.



Cuentenme... ¿Son de hacer esta técnica? ¿Les sale?

¡Besos!


Comentarios

  1. Hola! Me gusta mucho ese diseño y como te ha quedado. Yo intenté hacer esa técnica pero resultó un desastre, jeje.
    Te sigo y te invito a pasar por mi blog cuando quieras. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marianela! Pasa, a mi al principio me salía terrible. Me sucribí al blog. ¡Besos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares