Día 4: Verde

¡Buenos días! ¿Ya habrá amanecido? No sé ustedes, pero yo seguro a esta hora estoy durmiendo, o quizás no, porque soy de pegarme mis buenos desvelones... o mis buenas amanecidas cuando no tengo que trabajar. Sea como sea, espero que estén muy pero muy bien.



En el día de hoy, les voy a presentar un esmalte verde que está hace añares en mi colección. Me encanta, es súper cubritivo y el color es un verde agua lindísimo. Realmente no me llevé nunca chascos con esta línea de Sally Hansen, tengo varios. En especial, éste y el blanco, son mis preferidos. 


Uno de los puntos en contra quizás es que la fórmula, al ser tan opaca puede producir que las cutículas no queden impecables cuando las limpiamos. Aunque bueno, también hay que aceptar que soy atropellada y no me esmalto con la paciencia que debería. Con la técnica adecuada no pasa, es decir, hay que prestar atención al usarlo. No le puedo restar puntos por eso, quizás me los podría restar a mí ¿?


Como ven el color queda súper parejo. Lo suelo usar mucho de base para stamping, ya que no soy de usar colores lisos en las uñas. Cada tanto, hay 2x1 de esta línea u ofertas. Asi que ya saben. ¡Recomendadísimo!

¡Besos grandes!

Comentarios

Entradas populares